Siempre se ha dicho que donde hay una voluntad hay un camino y con una pequeña planificación que estés consciente debas cumplir, lo lograrás. Todo el mundo puede tomar tiempo para fusionar las actividades diarias y si hacemos resumen vemos todo lo que hemos hecho que no podríamos imaginar que se pudiese.

Hay tres maneras de tener todo esto en cuenta y hacer de ello un estilo de vida saludable.

El que madruga dios lo ayuda..

Hay que levantarse temprano y ser estrictos en la hora de acostarse

Correr por la mañana siempre suena tan simple la noche anterior, pero una vez que la alarma se apaga, muchos de nosotros golpea el botón de repetición a favor de una media hora más de cama.

Temprano en la mañana requiere un poco de dedicación, pero el golpe de endorfinas te pondrá todo el día.

Para realizar este tipo de rutina debes tomar en cuenta que el cuerpo necesita al menos 7 horas de sueño dependiendo de la edad. Parte desde allí para calcular la hora que te deseas levantar para ir a correr.

Si eres estricto contigo mismo y entras en esta rutina, dentro de unas semanas podrás ver poco a poco que te cuesta menos adaptarte, los beneficios son innumerables apartando que  rendirás mas en tus tareas diarias y al final de la tarde no te sentirás tan cansado.

Hacia el trabajo o desde el trabajo.

La mayoría de nosotros tenemos que ir de casa al trabajo en algún momento durante el día, y con un poco de planificación esta podría ser la oportunidad de correr.

Corre al trabajo, al recoger a los niños al cole, dirigiéndote a casa de algún amigo, son fórmulas que funcionan.

Si trabajas lejos, por ejemplo, podrías hacer una parte del camino en bus o tren y corre el resto del camino.

Si no hay ducha en tu lugar de trabajo podrás hacerlo por la tarde de regreso a casa. Podrías dejar la ropa en el trabajo y recogerla al día siguiente.

El running es más social que la table..

Unirse a un grupo de corredores. En los tiempos que “Corren” es raro no tener un amigo que se dedique al running, una auto invitación siempre será un buen comienzo y seguro le hará mucha emoción que le acompañes.

A la vez que es una buena oportunidad para conocer gente diferente en un entorno diferente y esta socialización nos anima a salir con más regularidad.

Solo recuerda que si nunca has corrido o llevas años sin hacerlo, siempre es bueno que te asesores y estés consiente que no debes tener problemas de base que te puedan quitar las ganas en los primero metros.

Siguiendo alguno de estos pasos podrás hacer con el tiempo un estilo de vida que te agradeceras unos años después, recuerda que el Running no sólo nos mantiene joven por dentro.